Tratamiento para la DEPRESIÓN

Para muchas personas, lo que empezó como un episodio de tristeza o ansiedad, ahora las ha llevado a una depresión; término que es cada vez más frecuente en la sociedad actual. Quizás has accedido a esta página en busca de ayuda para abordar lo que considerás, es un trastorno depresivo personal o de algún allegado. ¡Este es el lugar correcto!
 
“La depresión, por ser una de las condiciones de salud más frecuentes, y que produce más impacto en la vida de las personas, sus familias y la comunidad, debe ser abordada de manera correcta”
 
En primer lugar, es importante conocer el concepto, a fin de poder definir la situación vivida.
depre

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento.

 

Encontrarse en un momento determinado más triste o con el estado de ánimo más bajo no es suficiente para un diagnóstico de depresión.

Para eso, es preciso que la intensidad de los síntomas, su duración (al menos, 2 semanas) y la incapacidad que generan, sean de una entidad suficiente como para afectar el normal o adecuado funcionamiento de la persona.

 

Puede presentar una amplia variedad de síntomas:

  • Afectivos: tristeza, ansiedad, irritabilidad, incapacidad para disfrutar, pensamientos suicidas, desesperanza o culpa.
  • Cognitivos: indecisión, olvidos o pérdida de concentración.
  • Somáticos: fatiga, cambios en el apetito o peso, insomnio, somnolencia excesiva, disfunción sexual, cefalea, problemas de estómago, dolor en el pecho, agitación.
  •  

    Las causas de la depresión son variadas, pero la bioquímica puede ayudar a explicar algunos casos. Las personas deprimidas muestran niveles muy altos de cortisol (una hormona) y de varios agentes químicos que actúan en el cerebro, como los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina. Estos niveles pueden estar elevados por motivos hereditarios. Explicaciones dadas al origen familiar de la depresión son que los niños reciban una visión triste del mundo por el comportamiento de sus padres, o crecer en un ambiente que no es totalmente enriquecedor.

     

    Respecto a la depresión que no está causada por motivos familiares, las pérdidas emocionales muy profundas pueden causar cambios bioquímicos que impulsen la depresión. Estos cambios pueden provocar la enfermedad no de una forma inmediata, sino más adelante.

     

    Otros factores pueden ser la pérdida de un trabajo, o la falta de capacidad de adaptación a determinados cambios. A pesar de que no se sabe exactamente qué provoca la depresión, existen diversos factores identificados como los desequilibrios de los neurotransmisores del cerebro.

    ¿Necesitas una cita?

    Póngase en manos de nuestros expertos

    senior couple in therapy MAEK297

    ¿Cómo se realiza el tratamiento para la depresión?

    El tratamiento para la depresión dependerá de las características específicas del subtipo de depresión y será, como siempre, personalizado, por lo que es fundamental una adecuada relación profesional-paciente. Básicamente, el tratamiento se compone de terapia psicológica y farmacoterapia.


    Con la psicoterapia, se ofrece seguridad, confianza, comprensión y apoyo emocional; se intentan corregir los pensamientos distorsionados; se explica el carácter temporal y se desdramatiza la situación; se consigue la participación del paciente en el proceso curativo y, por último, se enseña a prever las posibles recaídas.


    La psicoterapia te puede ayudar con lo siguiente:


    • Adaptarte a una crisis o a otras dificultades actuales
    • Identificar creencias o comportamientos negativos, y reemplazarlos por otros positivos y saludables
    • Explorar tus relaciones y tus experiencias personales, y desarrollar interacciones positivas con los demás
    • Encontrar mejores modos de enfrentar y de resolver problemas
    • Identificar problemas que contribuyen a causar tu depresión y cambiar los comportamientos que la empeoran
    • Recuperar el sentimiento de satisfacción y de control de tu vida, así como aliviar los síntomas de la depresión, como la desesperanza y el enojo
    • Aprender a fijar metas realistas para tu vida
    • Desarrollar la capacidad de tolerar y de aceptar la angustia mediante comportamientos más saludables

     

    Por otro lado, el ambiente que rodea a una persona que sufre depresión es fundamental para lograr su rehabilitación. La comprensión y el cariño de los familiares y allegados es importante, como lo es la paciencia; puesto que la falta de ganas y motivación puede provocar la desesperación. Es por esto por lo que siempre es útil incluir al grupo familiar en el proceso de terapia.


    Como tratamiento farmacológico se utilizan antidepresivos, ansiolíticos y otros fármacos coadyuvantes, como las hormonas tiroideas, el carbonato de litio o psicoestimulantes.


    Nuestras especialistas en PSICOMED están preparadas para brindarte ayuda, con un enfoque integral y personalizado.

    “Si estás con depresión, el tiempo es un factor importante para considerar: si se realiza el tratamiento para la depresión pronto y adecuadamente, es probable que responda bien”